Este sitio Web utiliza cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies


LANGUAGE


Semana Santa en Segovia © Turismo de Segovia

Visitar las Ciudades Patrimonio es una excelente opción para quien se siente atraído por el “turismo religioso”. Por ejemplo, Santiago de Compostela es la meta del Camino de Santiago. Toledo es conocida como la ciudad de las tres culturas y cuenta con monumentos como la Catedral o las iglesias mozárabes. Asimismo, celebra el Corpus Christi en junio. Otra importante fiesta religiosa es la Semana Santa de Cuenca. Por su parte, en Ávila visitarás la casa natal de Teresa de Jesús, su primera fundación y el convento de la Encarnación. Y en Segovia, conocerás el convento de San Juan de la Cruz.

En Alcalá de Henares La ciudad de Alcalá de Henares, antigua Complutum romana, ha sido un gran centro de peregrinación y culto a dos mártires, los Santos Niños Justo y Pastor. Entre los estudiantes de la Universidad de Alcalá se pueden encontrar otros santos como Santo Tomás de Villanueva, San José de Calasanz o San Ignacio de Loyola. De hecho, a través de diversas arquitecturas entre las que destacan nueve conventos de clausura, se pueden seguir los pasos de estos y otros santos que pasaron por la ciudad como San Juan de la Cruz o Santa Teresa de Jesús. A este extraordinario patrimonio, tanto histórico como artístico y cultural, relacionado con la religión, se suma una excepcional Semana Santa. En Ávila Ávila es la ciudad de Santa Teresa de Jesús. La vida de Santa Teresa de Jesús coincidió con el “siglo de oro” de Ávila y eso se reflejó en la remodelación de sus templos. Además, en Ávila se escribieron algunas de las páginas más sobresalientes de la mística hebrea, islámica y cristiana con nombres como Teresa de Cepeda y Ahumada, Juan de la Cruz o Nissim Ben Abraham. Para conocer sus influencias en la ciudad, se recomienda visitar los conventos de Santa Teresa y San José, el Monasterio de la Encarnación, la Iglesia de San Juan y el Centro de Interpretación del Misticismo. En Cuenca
La religiosidad se vive en Cuenca especialmente a través de sus dos fiestas más importantes: la Semana Santa y la Semana de la Música Religiosa, declaradas de Interés Turístico Internacional. La primera se remonta al siglo XVII y transforma las calles de Cuenca en un escenario poco habitual por el que discurren las bellas imágenes de procesión. Entre todas, destaca la Procesión del Camino del Calvario, conocida como “Las Turbas”. Por su parte, la Semana de la Música Religiosa es el cuarto festival más antiguo de España y en él intervienen orquestas, coros y voces de talla internacional que interpretan composiciones de música Sacra. En Santiago de Compostela Cuenta la tradición que el apóstol Santiago viajó hasta Galicia, el fin de la tierra conocida, para difundir el cristianismo. En el año 44 fue ejecutado y se prohibió su entierro. Sus discípulos le dieron sepultura en Galicia y su tumba quedó olvidada hasta el año 813, cuando un resplandor indicó el lugar donde se encontraba. Allí se levantó una ermita y ésta se ha convertido en la monumental Catedral de Santiago. Es el origen del Camino de Santiago y su meta es Santiago de Compostela, Ciudad Santa desde el siglo XII. Desde entonces, es lugar de peregrinación permanente de miles de creyentes y cada año en que el día del Apóstol, 25 de julio, coincide en domingo, celebra su Año Santo Jacobeo. En Segovia En Segovia perviven las huellas de las tres grandes religiones monoteístas y es fácil seguir los pasos de varios Santos cristianos: Santo Domingo de Guzmán, San Vicente Ferrer, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, San Alfonso Rodríguez y otros. La huella religiosa del judaísmo está representada en la Sinagoga del Corpus, Antigua Sinagoga Mayor y quedan vestigios de la de los Ibáñez, aunque está documentada la existencia de otras cinco más. La huella árabe es patente en la toponimia, las huertas y caceras, así como en los magníficos alfarjes y artesonados mudéjares que la ciudad atesora.
 
En Toledo Toledo es conocida como la ciudad de las tres culturas y en ella es fácil encontrar muestras de las tres grandes religiones monoteístas. Quizá el monumento más importante es la Catedral de Toledo, ejemplo de convivencia de religiones. Otros centros religiosos de relevancia son la parroquia mozárabe de Santa Eulalia, el templo de las Santas Justa y Rufina, la iglesia de San Lucas o la mudéjar de San Sebastián. Asimismo, en Toledo tienen lugar diversas celebraciones religiosas entre las que destaca la fiesta del Corpus Christi: una solemne procesión que transcurre en medio de una intensa atmósfera de música, cantos, aromas y recogimiento.