LANGUAGE


Golf Ávila © Turismo de Ávila

Las trece ciudades españolas Patrimonio de la Humanidad ofrecen un entorno único para disfrutar de la historia y la cultura. Alcalá, Ávila, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza, Mérida, Salamanca, La Laguna, Santiago, Segovia, Tarragona y Toledo compaginan sus bienes monumentales con unas infraestructuras amplias y modernas que posibilitan el desarrollo de todo tipo de actividades de ocio y turismo activo. Una de ellas es el golf, ya que todas estas urbes cuentan con campos en su entorno y con toda la gama de servicios complementarios que se requieren para la práctica de este deporte.

Los trazados cómodos se compaginan con los recorridos difíciles, diseñados a menudo por algunos de los ingenieros más prestigiosos del mundo. Muchos de estos campos, asimismo, albergan escuelas dirigidas por reconocidos profesionales cuya oferta formativa está pensada tanto para principiantes de todas las edades como para aquellos aficionados, ya iniciados, que desean mejorar su técnica. Todo ello, complementado por distintas infraestructuras de prácticas, campos de 9, 18 y 27 hoyos, variedad de handicap, servicios… Los campos situados en el entorno de estas villas monumentales presentan, además, una amplia variedad de paisajes. Calles y greenes discurren entre encinares, por el interior de antiguas dehesas agropecuarias, sobre valles atravesados por arroyos, ríos y lagos... Se puede jugar al golf en plena serranía, con vistas al mar o sorteando barrancos y puentes. El especial clima de España, que aporta suaves temperaturas y un elevado número de días soleados, hace más agradable el juego. Vivir el golf en las Ciudades Patrimonio de la Humanidad constituye, sin duda, un complemento ideal al turismo cultural.