LANGUAGE


Murallas y catedral de Ávila © Turismo de Ávila

Seguir la estela de las Ciudades Patrimonio permite descubrir la cuna de la lengua castellana y hallar el rastro de ilustres narradores, como Cervantes, Lope de Vega o Unamuno.  

Alcalá de Henares El Camino de la Lengua recorre los grandes hitos del castellano, desde que este idioma naciera allá por el siglo X en San Millán de la Cogolla, pasando por las distintas ciudades de Castilla y León en las que tomó forma, hasta llegar a Alcalá de Henares, dónde alcanzó su madurez con la literatura del Siglo de Oro y con autores tan universales como Lope de Vega, Quevedo, Tirso de Molina o Calderón de la Barca. Pero Alcalá de Henares es ante todo la ciudad donde nació Cervantes. En su honor se celebra cada mes de octubre la Semana Cervantina, que transforma la villa y la devuelve a los siglos XVI y XVII. Además, la programación cultural de El Abril de Cervantes; el Museo que hoy acoge la casa natal del autor, la Ruta por la Ciudad Literaria o el Centro de Interpretación Los Universos de Cervantes son ejemplos del permanente homenaje de la ciudad a su hijo predilecto. Alcalá de Henares, asimismo, es la capital mundial de las letras hispanas por albergar la sede central del Instituto Cervantes y entregar, cada 23 de abril, el Premio Cervantes de Literatura. Ávila Los muros de la muralla de Ávila, la catedral, sus iglesias, conventos y edificios monumentales fueron escenario de las vivencias místicas de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz. La intensidad de su trabajo religioso y literario les ha convertido en referente indiscutible de una ciudad en la que historia y culto al saber han ido de la mano. En Ávila se puede seguir la huella de estos autores y otros más contemporáneos, de los siglos XIX y XX, como Unamuno, García Lorca, ‘Azorín’ o Delibes, que hallaron inspiración en esta ciudad, dedicándole algunos de los pasajes más bellos en lengua castellana. Salamanca Salamanca fue testigo del nacimiento de la primera gramática de una lengua europea moderna, obra del catedrático de la Universidad Elio Antonio de Nebrija, que editó en 1492 la ‘Gramática de la Lengua Castellana’. Supuso el asentamiento de las bases del idioma español, al tiempo que esta lengua se expandía por el Nuevo Mundo. La Universidad de Salamanca, fundada en 1218, ha difundido el español a lo largo de los siglos y todavía hoy constituye un polo de atracción para miles de estudiantes de todo el mundo que quieren aprender castellano a través de sus cursos internacionales. Antes que ellos, por sus calles pasearon escritores como Unamuno o Góngora, y en la universidad dejaron su legado San Juan de la Cruz y Fray Luis de León. El Huerto de Calixto y Melibea, las antiguas aulas del edificio histórico de la universidad, el Lazarillo de Tormes junto al río, Santa Teresa de Jesús, Beatriz Galindo o el Licenciado Vidriera son personas y personajes, realidad y ficción, que se entremezclan en la historia de esta ciudad del Camino de la Lengua.